Hemodiálisis

La hemodiálisis consiste en utilizar un circuito extracorpóreo o llamado también circuito sanguíneo que con la ayuda de un filtro son utilizados para la eliminación de sustancias tóxicas y exceso de líquido del organismo.

Los tres componentes principales de la diálisis son:

  • El dializador o filtro de hemodiálisis
  • El sistema de transporte
  • La composición del líquido de diálisis

Todos estos componentes se encuentran en la máquina de hemodiálisis o riñón artificial.

La sangre se pone en contacto con el líquido de diálisis a través de una membrana semipermeable que se encuentra en el filtro de hemodiálisis. El movimiento de sustancias y agua ocurre por procesos específicos llamados difusión, convección y ultrafiltración.

A través de la máquina de hemodiálisis es posible regular la eliminación del exceso de líquidos y tóxicos, sin embargo el paciente con Enfermedad Renal Crónica, se encuentra con otros problemas de salud, y si bien la hemodiálisis sustituye algunas funciones del riñón, los pacientes deben de tener una medicación especial aparte de realizar hemodiálisis.

La hemodiálisis es pues un sistema de purificación de la sangre, y tomando en cuenta que los riñones funcionan todos los días, los tratamientos con hemodiálisis deben de realizarse lo más frecuente posible, en otros países ya se realizan estas sesiones diarias con reportes favorables. Sin embargo es posible realizar tres tratamientos de hemodiálisis por semana con una buena calidad de vida.

Cada sesión de hemodiálisis tiene un tiempo de duración de 3-4 horas dependiendo de las condiciones clínicas de cada enfermo.

Para realizar un tratamiento de hemodiálisis es necesario que el paciente tenga una vía de acceso de su sangre para que se limpie a través de la máquina de hemodiálisis, esta vía recibe el nombre de acceso vascular. Este acceso vascular consiste en tener una vía para la extracción de sangre en cantidades importantes en un aproximado de mínimo 300 ml a 500 ml dependiendo de las necesidades y condiciones de cada paciente. Así como también este acceso vascular nos permite regresar la sangre ya purificada al paciente.

maquina hemodiálisis renalser
maquina hemodiálisis renalser

Para lograr esto se realiza en forma quirúrgica una anastomosis (unión quirúrgica en forma artificial) que se realiza entre una arteria y una vena. Las más utilizadas son las fístulas radiocefálica, braquiocefálica y braquiobasílica, reciben estos nombres por el tipo de unión entre venas y arterias dependiendo de su localización anatómica, es preferible realizarlo en el antebrazo o brazo, y además es preferible realizarlo en forma temprana antes de que sea una urgencia realizar un tratamiento de hemodiálisis. Ya que la maduración o desarrollar una fístula adecuada con sus propias venas y arterias tarda aproximadamente tres meses

Cuando no es posible realizar una fístula con propias venas y arterias, es decir sus propios tejidos, entonces se utiliza un injerto (es un material sintético que sustituye las venas naturales) y así se establece una conexión entre una arteria y una vena. Los injertos tienen la ventaja de poder ser utilizados 2 a 3 semanas después de su colocación y son relativamente fáciles de canular.

Cuando se requiere de hemodiálisis con urgencia, o cuando hubo remisión tardía del paciente al nefrólogo se utiliza el catéter venoso central, que es un vía de acceso a la sangre que no requiere maduración y se puede utilizar en forma inmediata y resolver la situación critica del paciente.

Se utiliza para colocar este catéter un vaso sanguíneo de gran calibre como puede ser la vena subclavia o la vena yugular, que son vasos sanguíneos que llegan al corazón y de esa manera se pueden obtener volúmenes adecuados para poder purificar la sangre del paciente.

Dirección

  • Dr. Tomas Pascual Jiménez
  • Torre de Especialidades
  • Consultorio #635 6to. Piso
  • Av. Cerro Gordo No. 311
  • Col. Lomas del Campestre. C.P. 37150
  • León, Guanajuato. México
  • Hospital Angeles León

Contácto

  • Email : renal_ser@yahoo.com.mx
  • Tel. 1 : (477) 461 41 68
  • Tel. 2 : (477) 788 56 00
  • Móvil : 044 477 240 80 33

Mapa del sitio